Ruta_94 Los Silos de Villacañas. (Toledo)

El silo era la casa de las familias más humildes y trabajadoras del pueblo que, nada más establecer sus relaciones de noviazgo, se compraban el “sitio”, un solar de unos 470 m² (conocida con el nombre de celemín), para cavar su silo.

La pareja de novios comienza la tarea con sus propias manos hasta abrir en el interior de la tierra, el espacio necesario para los dormitorios, cocina, comedor majo, cuadras, pajar, gallinero; logrando una casa sin tejado, sin vigas, sin columnas, sin tabiques.

Las paredes, techos y suelos aparecen recubiertos de cal lo que hace que el sol penetre con mucha fuerza en el interior del silo para iluminar toda la casa con deslumbrante blancura. En las habitaciones interiores se abren ventanas verticales denominadas “lumbreras” que, además, sirven de ventilación a la casa. Al estar bajo tierra, la temperatura del interior es muy constante y allí se guarda el calor en el invierno y permanece un reconfortante frescor durante el verano.

Se conoce su existencia desde comienzos del siglo XVIII. En 1950 había 1.700 silos censados en el casco urbano de Villacañas.

barrio Silos foto antigua

Silos foto antigua

blog-1

Silo

Clip_10

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Silo

villacanas 3

Interior de un Silo.

image (1)

Silo junto a la Sierra.

10449036

Torre de la iglesia con la cruz de una Orden militar.

Villacañas-3

Humedales de Villacañas.

Humedales-de-Villacañas

Flamencos en vuelo en los humedales.

La Tierra y la Cuestión Social

Principios de construcción

La Monarquía de Felipe II.

Anuncios