Ruta_255 Templarios en el Monte sagrado de San Antón. Lillo (Toledo).

MAPA2

477 Ermita de San Antón (Lillo)

Ermita de San Antón y Santa Lucía

Tiene dos espacios, uno cúbico al fondo con con cúpula semiesférica que aloja altar y hornacinas y otro longitudinal con cubierta a dos aguas y una estructura de soporte en madera de esplendido diseño y conservación y en buen estado, con algunos soportes de tirantes tallados .
La geometría de la ermita, sus materiales, la ubicación (sobre un yacimiento datado sobre el siglo VII AC HII) y técnica constructiva merecen ser conservados tal cual y en ese sentido habría que definir la restauración en la medida que la necesite.

foto01

foto03

foto04

foto05

foto06

foto07

foto09

foto10

foto11

foto13

Información cortesía Epifanio Alcañiz.

He pasado muchas veces por Lillo, pero no lo he visitado a conciencia y no he subido a su cerro ni a su ermita, es un Monte Sagrado, se buscaba un vórtice para un asentamiento, pero si como en este caso el vórtice estaba en lo alto de la cima, imagino que este cerro sería algo muy importante para ellos, hablo de nuestros antepasados en la prehistoria. El vórtice es de 19500 UB, es un vórtice mayor, con vena de agua bajo el mismo, su posición debió llamar sin duda la atención a los Caballeros Templarios, además es en levógiro, tengo que investigar si los posibles avistamientos solo se dan en los vórtices que penetran en la Tierra. Por cierto hay también un PM de 11500 Ub, en la falda del monte, en la foto del Maps dentro de la zona verde en la esquina dcha hay una calva, junto a ella, ¿hay algo ahí que pueda ser de interés?

554544_416026961840581_2113076228_n

En el cerro de San Antón se localiza un pueblo amurallado perteneciente al Bronce Pleno, con una cronología de 1500-1300 a.C. Se han localizado cerámicas realizadas a mano y un sistema hidráulico de origen prehistórico.

Luces en el Cerro San Antón.

Durante varias noches de 1994 muchas personas de Lillo (Toledo), pudieron ver por la época de la vendimia (septiembre/octubre) una luz blanca en la vertical del cerro de San Antón del que salían otras más pequeñas, de colores, que bailaban alrededor de la luz principal. Así estaban unos minutos hasta que finalmente regresaban al interior de la grande.

La gente, para contemplar el fenómeno, acudía a una ermita cercana que estaba a mayor altura que el propio cerro sobre el que se producía el fenómeno.

Igualmente, los testigos afirmaron que por la zona llegó a volar un avión militar y otro de los días lo hizo un helicóptero.

En la segunda mitad de la década de los 60 una mujer que trabajaba cerca del cerro de San Antón, en Lillo (Toledo), vio una máquina como un plato de comer que sobrevoló la elevación a baja altura. Por esas fechas también se vieron unas luces verdes que iluminaban ese mismo lugar.

Un lugar “Tau” para los Templarios.

La Cruz Tau es un símbolo representativo de la Orden del Temple.

La Tau, como símbolo equivalente a nuestra letra “ T ” pudo ser simplemente la inicial de la palabra Temple.Pero también puede significar el principio del femenino, ligado a las Diosas Madres. Habría que recordar la relación entre Templarios y numerosas Iglesias dedicadas a Vírgenes, entre ellas las enigmáticas Vírgenes negras.

Aquí algunos han querido ver al Temple como continuadores de antiguas y tradicionales sabidurías mágicas relacionadas con los primitivos cultos al principio femenino, origen de los dioses, por no nombrar a los que nos han recordado el fervor Templario al culto Mariano.

También es de recordar que en el antiguo Egipto el sonido de la letra “ T ”
Añadido a una palabra, indica su pertenencia al genero femenino lo que de nuevo vuelve a ligarnos al Temple con los conocimientos de las antiguas civilizaciones.

La Cruz Tau es conocida también como Cruz “ Commisa” o “ Patibulata” solía encontrarse en los sepulcros de los Mártires.
Su significado simbólico es “ elegido de Dios”. Normalmente la Tau era una llamada de atención y una proclamación del secretismo ocultista de los Templarios. Además tiene su correspondencia con él numero 9 y la “ Teth” Hebrea haciendo alusión a la fundación ( recordemos que precisamente 9 Caballeros Fundaron la Orden del Temple) Por ello representa al árbol de la ciencia y a la serpiente.

Aparte de ello en la Cabalista Cristiana es un símbolo de resistencia y de protección. Al parecer si se colocaba sobre la custodia de una ermita o en la parte superior del altar de la iglesia o parroquia quiere decir: “Iniciación Superior”.

foto08

Este “San Anton” del siglo XVI de Jeronimo Bosch que puede darnos una idea de cómo sería la capa de los Caballeros y Hospitalarios del TAU.  El color y el logo de la TAU representada es el modelo hispánico, frente al alemán o el italiano que era blanco y en punta.

0184

Lillo – Casiopea.

Invitado

La Tau y su simbología jacobea.

Invitado

La Tau y su simbología jacobea.

La Tau es la última letra del alfabeto hebreo, tiene forma de cruz. Siempre se ha relacionado esta forma peculiar de Cruz con la Orden Franciscana. La primera ocasión en que este tipo de Cruz aparece relacionada con San Francisco de Asís fue cuando un hermano de su Orden la observó como una marca impresa en la frente del Santo.
El Santo de Asís amaba y adoraba la Tau por representar la cruz y significar penitencia. Al comienzo del día se santiguaba con esta señal, prefiriéndola a cualquier otro signo y la pintaba en los muros desnudos de las celdas. En todas sus conversaciones y predicaciones la recomendaba constantemente, y la dibujaba a modo de firma en sus cartas y escritos. La devoción del Santo Franciscano por la Tau no era ninguna excentricidad. Los historiadores parecen estar de acuerdo en que era la forma de las cruces de los romanos en tiempo de Jesucristo y de este modo fue representada en el arte paleocristiano en las paredes de las catacumbas. En vida de San Francisco, al menos desde 1191, se utilizaba como signo de pertenencia a la orden y de su vocación caritativa. Los Crucíferos o Antonianos de San Antonio Abad, que en Asís regentaban el hospital de San Salvador de las Paredes, también la utilizaron como signo distintivo. En Jerusalén, una orden caballeresca que participó en la Segunda Cruzada era conocida como ?Orden de la Tau? y sus miembros llevaban esta cruz en el cuello de la capa. Por lo tanto San Francisco popularizó un signo ya existente, que se ceñía perfectamente a su espiritualidad e ideales, basados en la contemplación e imitación de Cristo pobre y crucificado.
Este tipo de Cruz fue introducido en la Península y, en general, en las Rutas a Compostela por la Orden del Temple, que la conocería en Jerusalén durante su participación en las Cruzadas, para rescatar los lugares cristianos del poder musulmán. Así, en la Colegiata de Castrogeriz figuran unas cruces Tau con forma de trébol de cuatro hojas dentro de un octógono. En la fortaleza templaria de Ponferrada, la cruz tau aparece en la puerta y en sus habitaciones principales, así como en las torres y en la muralla. No sólo éstos, sino muchos templos relacionados con la Orden Templaria a lo largo del Camino presentan la Tau en la decoración de sus muros en muy diversos emplazamientos.
La simbología y el espíritu de penitencia de esta Cruz se adecuan perfectamente con la actitud que debe observar todo peregrino.

– See more at: http://www.my-forum.org/descripcion.php?numero=6&nforo=169145#sthash.htIZSPtF.dpuf

temple2

casiopea

Anuncios