Ruta_444 El monasterio de San Ginés de la Jara. Cartagena. (Murcia).

Ubicación.

Instagram – #sanginesdelajara

https://es.wikipedia.org/wiki/Monasterio_de_San_Gin%C3%A9s_de_la_Jara

Homenaje al profesor Juan Torres Fontes, Volumen 2

Intervención arqueológica en San Ginés de la Jara.

http://www.revistaañocero.com/secciones/parapsicologia/espectros-del-monasterio

http://www.temporamagazine.com/san-gines-de-la-jara-lugar-de-culto-de-diferentes-creencias/

http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=a,305,c,522,m,1075&r=CeAP-7920-R_593_DETALLE_REPORTAJES

http://www.laopiniondemurcia.es/cultura-sociedad/2015/01/02/leyenda-san-gines-jara/615346.html

http://www.laverdad.es/murcia/ciudad-murcia/201607/24/milenario-enigma-gines-jara-20160724013110-v.html

https://vocesdelostodaviapresentes.wordpress.com/2013/05/01/monasterio-de-san-gines-de-la-jara/

https://miralme.blogspot.com.es/2013/

El hombre, favorecido por la existencia de manantiales, bosques y dos mares que le proporcionaban alimento, habitó estas costas desde hace 15.000 años. Restos arqueológicos demuestran que durante la cultura argárica (siglo IV a.C.) los bosques frondosos alcanzaban las orillas del Mediterráneo en el Mar Menor, y que las cabras montesas, halcones y aves de cetrería se asomaban al mar desde los acantilados de Calblanque. Antes y después, fenicios, griegos, cartagineses y romanos encendieron hogueras en este enclave sumamente estratégico, doblaron el cabo de Palos y cargaron sus naves de plata extraída de la sierra de Portmán. La cita más antigua sobre la existencia de un monasterio a orillas del Mar Menor se remonta al siglo IV. En ella se atribuye al eremita Paulo Orosio, discípulo de San Agustín, su llegada desde África con el propósito de edificar un oratorio en el monte Miral, derivación de mineral, que aún se ven restos de ermitas, herrerías romanas y minas excavadas en sus laderas: «En la playa del mar de Cartagena, a tres leguas de la ciudad, en unos montes de gran amenidad, fundó un convento agustino fray Paulo Orosio». El monte Miral, también nombrado cerro de San Ginés, se alza al oeste del Mar Menor, entre Alumbres, Llano del Beal y Cabo de Palos, distante unos once kilómetros del citado monasterio. Alcanza una altura de 230 metros y tiene un notable interés geomorfológico por el proceso de karstificación, mineralógico (hay criaderos de hierro y manganeso) y antropológico si se tiene en cuenta la proximidad de Cueva Victoria, en cuyo interior se han encontrado restos de excepcional interés cultural. Con ocasión de un voraz incendio entre el siglo VIII y IX, se menciona a San Ginés y se describe el Campo de Cartagena «muy poblado de munchas cosas, e poblaciones e torres, e munchas arboledas de munchas naturas, que avía en él más de dos mil vezinos e munchos naranjales e frutales. E vn día de mannana, vn hombre pegó fuego a vn rastrojo de los que y poblauan, e de aquél pegóse a otros rastrojos, e non lo pudieron apagar, e quemó fasta çien casas, e quemó, entre hombres e mugeres e criaturas, más de trezientas personas por quanto el fuego fue de noche, el ayre era muy grande e el fuego fue a tamaño. Algunos fuyeron a San Ginés, e otros a Lorca, e otros a Todomir, otros a Orihuela, otros a la sierra)»…..

 

Ermitas del Monte Miral.

https://es.wikipedia.org/wiki/Ermitas_del_monte_Miral

http://cumbresdecartagena.blogspot.com.es/1990/04/cerro-de-san-gines.html

http://todomarmenor.blogspot.com.es/2010/11/el-monte-miral.html

https://www.facebook.com/pg/HotelLondresLaManga/photos/?tab=album&album_id=564293376943114

Monte Miral o Cabezo de San Ginés de la Jara.

Ermita n.º 1: Coordenadas ETRS 89: X 691765 Y 4167919. Está
considerada como la más antigua de las existentes, por su situación, oculta a
la vista y sin sobresalir en la montaña. Es una estructura de planta irregular
y obra de mampostería trabada con argamasa reforzada con ladrillos en las
esquinas. En la cabecera de la ermita aparece una pequeña oquedad natural,
separada del resto del inmueble intencionadamente, este hecho podría demostrar
la presencia de monasterios rupestres en la zona. Quedan restos de pechinas
que formarían parte de la cúpula que la cubría, conserva restos de angelotes en
una de las pechinas. En la nave transversal existe un gran vano desde el que se
puede contemplar el monasterio de San Ginés. En esta misma nave hay cuatro
hornacinas enmarcadas en ladrillo.
Ermita n.º 2: Coordenadas ETRS 89: X 691899 Y: 4167982. Es la
conocida como ermita de los Ángeles. Consta de tres partes bien diferenciadas:
la ermita propiamente dicha, una capilla lateral abovedada, en cuyas paredes
había restos de pinturas alusivas a la vida del santo y da acceso al presbiterio de
planta rectangular cubierta con cúpula que posee un óculo central, esta cúpula
está decorada con motivos vegetales en tonos dorados. La tercera parte es una
estancia en forma de L en la que se abre una ventana hacia el interior de la
ermita. Julio Mas estudió y publicó los resultados de esta ermita y dio a conocer
la presencia de las pinturas monocromáticas de las que sacó unos interesantes
calcos, así mismo levantó un plano de la misma.
Ermita n.º 3: Coordenadas ETRS 89: X 691818 Y: 4167823. Es una
estructura de planta circular cubierta cúpula que aparece caída en su interior. Está
construida en mampostería a excepción de algunos refuerzos en ladrillo en las
pilastras. Entre las pilastras se ubican siete nichos rectangulares. Se puede intuir la
presencia de restos de un altar y el lugar para colocar una pintura sobre él.
Ermita n.º 4: Coordenadas ETRS 89: X 691761 Y: 4167703. Se ubica
casi en la cima del cerro, su planta es cuadrada realizada en mampostería trabada
con argamasa y refuerzos de ladrillos en las esquinas exteriores que podrían ser
testigos de algunas reparaciones realizadas en la misma. Estaba cubierta con
una cúpula de ladrillo. Desde un pequeño ventanuco se puede observar la cima
del monte donde posiblemente existiera otra ermita y que en la actualidad está
ocupado por las estructuras de una antigua mina.
Ermita n.º 5: Coordenadas ETRS 89: X 691674 Y: 41677882. Está
situada junto a un pozo minero lo que ha producido una terrera que hace que
oculte parcialmente la ermita. Su planta es cuadrada de muros de mampostería
trabada con argamasa y refuerzos en las esquinas, arcos entorno a las puertas
y ventanas, estaría cubierta por una cúpula. En el interior hay una hornacina o
lóculo que preside la ermita.
Ermita n.º 6, sin coordenadas ciertas, se sitúa a unos 80 metros
descendiendo hacia el noroeste de la ermita 5. Egea Vivancos, la identifica como
ermita pero propone que se realicen estudios con metodología arqueológica para
comprobar su adscripción temporal y utilitaria.

El Cabezo del Plomo (Túmulo). Mazarrón.

Sepultura del Cabezo del Plomo.

Neolítico final – Calcolítico en el sureste peninsular: El Cabezo del Plomo.

 

 

 

Anuncios