Ruta_304 Petroglifo en Miranda del Castañar. (Salamanca).

mapa2

1262457_10151647919287756_1667277552_o

miranda_castanar01

Petroglifo.

Permitirme que os presente a Carlitos, el nombre que le puso mi esposa a este posible antropomorfo, al que conocimos (y él a nosotros) el 1 de noviembre de 2005 en la localidad salmantina de Miranda del Castañar. Fue un día lluvioso, pero apacible. Disfrutábamos del paseo otoñal y, de pronto, ahí estaba él, como dirían allí, en la Sierra de Francia, “bien plantao”. No resistimos la tentación de tocarlo, repasar su figura con nuestros dedos, como si quisiéramos, así, constatar que no se trataba de la presencia de ningún ánima que hubiese podido invadir el día anterior al que le correspondía.

M.delC.Entorno

M.delC.12febrero2006

M.delC.19setiembre2011

TEMPLARIOS en Miranda del Castañar.

IMG_0052

 Miranda del Castañar y el castro de Cepeda…un poco de historia.

Miranda del Castañar es una de esas joyas que se descubre por la sierra, gobernada por su majestuoso castillo medieval y formada por uno de los conjuntos más completos con muralla de esta época, supone al visitante un viaje al pasado más ancestral de nuestro país. Parece que caminando por este pueblo te vas ha encontrar con un juglar, un caballero andante o un artesano labrando con gracia sus productos en la calle (este último si es facil de ver).
Y es que esta ciudad con pasado de judería y moreria es una de los pueblo que más conserva la huella de la historia en sus calles y en su entorno.

En plena Sierra de Francia y en la cima de dos parajes colmados de masas arbóreas se alzan dos villas medievales ligadas al Condado de los Zúñiga.

Cuentan los arqueólogos y estudiosos de la Sierra de Francia, que las colinas y picos del parque natural sirvieron de frontera y lugar de paso de los romanos a través de una antigua calzada que comunicaba el norte de la provincia con la vía de la plata. De esta época la villa de Cepeda, situada sobre un castro romano, cuenta con un ara en la portada principal de la iglesia.
Tras el paso de los romanos y después de pequeños asentamientos visigodos, Cepeda y Miranda del Castañar protagonizaron una significativa repoblación de manos del Rey Alfonso IX. Así y en torno al siglo XIII, ambos municipios fueron fortificados con el fin de consolidar una línea defensiva en torno al río Alagón.
De esta época, surgen las cuatro puertas de la muralla de Miranda, los antiguos molinos que surcan el arroyo de San Pedro y la antigua ermita de San Marcos de Cepeda venerada por los serranos y enmarcada en la ruta turística de los Conventos de Salamanca y el norte de Cáceres.
Del pasado medieval de ambos municipios, destaca el culto a la orden de los templarios y el fanatismo cristiano ligado a las batallas protagonizadas por lo reyes de Castilla y León. Un fanatismo plasmado en una rica simbología que ha perdurado hasta nuestras días a través de su bordado y las prendas serranas que irrumpen en sus fiestas.
Con la población asentada y su defensa asegurada, Cepeda y Miranda del Castañar comienzan a perfilar la estructura de sus calles a través de travesías, callejas y pasadizos empedrados que llegan a la actualidad bajo un aroma medieval que sorprende a los turistas que visitan la sierra.
Un esplendor que goza de su mayor esplendor en el siglo XV con la irrupción de Don Pedro de Zúñiga en Miranda del Castañar y la construcción del castillo. Una fortificación que conllevará el nacimiento del Condado de Miranda y la adhesión de Cepeda al mismo.
A las ordenes de los Zúñiga y posteriormente bajo custodia de la Casa de Alba, las dos villas cuentan con un legado común traducido en sus fachadas de mampostería, granito y madera, su gastronomía y los rituales cristianos plasmados en las fiestas de Nuestra Señora de la Cuesta en Miranda y San Bartolomé en Cepeda.
Sin duda, dos municipios colmados de historia y envueltos por los parajes más abruptos de la reserva de la Sierra de Francia. Una magnífica oferta para disfrutar de la naturaleza y su extenso patrimonio cultural y arquitectónico.

00347405

00218242

00347418

00501755

Miranda del Castañar.

Los Pueblos – Miranda del Castañar.

Investigación y divulgación cultural de la Sierra de Francia.

roxana

Roxana Sanchez Seijas  vecina de Miranda de Castañar, investigadora y divulgadora de la cultura y misterios de la Sierra de Francia nos presenta un documento sonoro, basado en la experiencia de su entrevistado, sobre un lugar mágico y misterioso la Cueva de  la Quilama. Desde su espacio radiofónico El Hilo de Ariadna nos presenta la visión de su entrevistado sobre esta zona.

El Hilo de Ariadna, El Enigma de Quilama, Juan Francisco Hernandez.

El Hilo de Ariadna desciende hasta la sima y se introduce en el mítico reino perdido que existió en la Sierra de Las Quilamas, al sur de la provincia de Salamanca. Último reducto del rey visigodo Alarico, donde huyó con su amante Quilama y su tesoro antes de ser derrotado por los pueblos árabes que invadieron la península allá por el S VIII .
Realidad o leyenda…Los límites se confunden en esa sierra en la que ocurren fenómenos extraños…Como el lamento estremecedor de la reina mora que aún atraviesa el valle…
De esto y mucho más viene a hablarnos Juan Francisco Hernández Gómez natural de Navarredonda de la rinconada, que lleva más de treinta años dedicado a la investigación de esta fascinante sierra.
La banda sonora y la enigmática voz de Quilama la pondrá la cantante Irani Azam Ali.

mora1

Investigando en Miranda del Castañar por Roxana Sanchez Seijas  .

La puerta de mi antigua casa de Miranda, he descubierto hoy que tiene una cruz. siempre habrá estado ahí pero hasta hoy no la había visto. Es en la calle de los tigres número 3.

13396691_715842715225414_91187320_o

Esto es de la casa del escribano. Estuve con una amiga y nos parecía raro que eso fuera un escudo, parece algo más, parece que esta lleno de simbología.

13383671_715843301892022_1335137100_o

Cruces y símbolos en la casa del escribano.

13389376_715843818558637_1131072791_o
Cruz templaria del campanario.
13349250_715844408558578_2091528407_n

13390949_715844931891859_1440549810_n

Cruces templarias en la calle hospital, en la casa que luego fue una tienda templaria actualmente cerrada.
13390975_715845331891819_805862011_n
Bichas o demonios bajo un balcón en la calle derecha de Miranda.
13391038_715846411891711_5953251_n

La moza de las ánimas de La Alberca.

En la localidad de La Alberca, desde hace varios siglos, las mujeres se han preocupado de que todas las almas puedan llegar al paraíso después de su paso por el purgatorio. Cada año, una docena de mujeres, una cada mes, recorre las monumentales calles albercanas para cumplir con la obligación de la esquila de las ánimas. Al caer el sol, el sonido de una pequeña campana rompe el silencio de la villa junto a las letanías de la moza de las ánimas, la mujer que reclama oraciones para que las almas que purgan sus pecados no sufran y puedan alcanzar la salvación. Sentimiento, creencia y fe ciega son los ingredientes de un cortejo que ha sobrevivido a los tiempos modernos. Los albercanos nos los cuentan de primera mano.

La Moza Santa.

¿Quién fue Juana Hernández? ¿Cuáles fueron sus profecías?
La historia de la provincia de Salamanca y de la Peña de Francia no sería la misma sin la Moza Santa. ¿Existió?¿Qué se conoce de ella? Su casa, sus profecías y hasta su calavera nos contarán toda su historia.

 

Molinos hidráulicos en Miranda del Castañar y alrededores. (Ruinas).

MIRANDA

molino1

molino2

Anuncios